Quiero alquilar mi local comercial

Quiero alquilar mi local comercial

Arrendamiento neto

Debe recordar que tendrá que asegurar su propiedad y que será responsable de los inquilinos en su propiedad. Nuestro equipo puede ayudarle a discutir sus obligaciones y las regulaciones que se le impondrán.

Para hablar con nuestros abogados de propiedades comerciales hoy, simplemente llámenos al 0161 929 0121, o permita que un miembro del equipo se ponga en contacto con usted rellenando nuestro formulario de contacto online.  Somos muy conocidos en todo el país y podemos ayudarle dondequiera que se encuentre. Tenemos oficinas en Cheshire y Londres.

Alquiler de inmuebles comerciales baratos

Alquilar una propiedad comercial es diferente a alquilar una propiedad residencial porque los propietarios de negocios tienen diferentes necesidades, derechos y responsabilidades que los inquilinos residenciales. Alquilar a un inquilino comercial significa que probablemente tendrá un proceso de selección más exhaustivo, para empezar. Las negociaciones de los términos del contrato de arrendamiento, como la forma de repartir la renta, también tienden a ser más extensas porque cada acuerdo será diferente según el inquilino, el tamaño del espacio y la intención del inquilino para la propiedad.En este artículo, cubriremos los aspectos básicos del arrendamiento de propiedades comerciales, los tipos de contratos de arrendamiento y cómo se dividen los costos entre los propietarios y los inquilinos, para que los propietarios por primera vez puedan sumergirse en el mercado de bienes raíces comerciales con una mejor comprensión.

Otros tipos de propiedad comercial pueden incluir cualquier espacio no destinado a uso residencial, como instalaciones de autoalmacenamiento, instalaciones recreativas, gimnasios, clínicas médicas y más. También es común, especialmente en los centros urbanos, que haya propiedades comerciales más grandes con espacios comerciales y almacenes en el primer piso y oficinas o incluso apartamentos que ocupan los pisos superiores.

Arrendamiento neto único

Alquilar un local comercial puede ser complicado. Claro, es lo mismo que con una propiedad residencial, hay que pagar el alquiler, los gastos generales de funcionamiento que hay que tener en cuenta y las disposiciones del contrato de arrendamiento para protegerle a usted y a su arrendador.

Sin embargo, un contrato de arrendamiento comercial puede contener más de 50 páginas de disposiciones detalladas, muchas de las cuales pueden afectar a sus resultados. Por lo tanto, es necesario que lo leas y entiendas lo que significa. No dé por sentado que, por ser un documento formal, debe ser correcto. Es emocionante, pero es un gran paso y tiene que asegurarse de que se está protegiendo adecuadamente. Incluso las grandes organizaciones que ya han cambiado de local buscarán asesoramiento profesional.

Sin embargo, aunque haya acordado las condiciones del contrato de arrendamiento en principio, nuestro consejo es que hable con los expertos desde el principio, ya sean abogados, inspectores de edificios o ambos. De este modo, protegerá bien su negocio, dejándole tiempo para centrarse en lo que mejor sabe hacer, dirigir su empresa.

Diagrama de flujo del proceso de arrendamiento comercial

El alquiler de un local comercial suele representar una parte importante de los gastos de explotación de cualquier empresa. Si se incluyen los honorarios de peritos y abogados, el alquiler, las tasas comerciales, los seguros, los gastos de servicio y/o las reparaciones y el mantenimiento, estas partidas pueden suponer fácilmente entre el 20% y el 30% de los gastos de explotación del primer año.

Por lo tanto, es muy importante que adquiera el local adecuado para sus necesidades presentes y futuras y que no se comprometa con algo que no pueda pagar si las cosas van mal o si su nuevo negocio no despega como estaba previsto. Recuerde que aproximadamente dos tercios de las nuevas empresas fracasan en los tres primeros años.

Es muy importante que comprenda todos los aspectos del contrato de arrendamiento de una empresa y sus obligaciones. Haz tus deberes leyendo sobre el tema (consulta nuestra sección de libros) y pide a un perito cualificado o a un abogado con experiencia en el sector inmobiliario que te interprete el contrato si no estás seguro.

Aceptar unas condiciones muy restrictivas u onerosas puede hacer que los locales comerciales se conviertan en un verdadero lastre si las cosas van mal o la situación económica cambia. Recuerda que te estás comprometiendo a pagar el alquiler durante la duración del mismo: si tienes un contrato de 10 años y tu negocio fracasa al cabo de 3 años, seguirás debiendo al propietario 7 años de alquiler.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad