Prestamos para negocios sin aval

Prestamos para negocios sin aval

anticipo de efectivo para comerciantes

Todas las empresas necesitan una infusión de capital en un momento u otro, pero a menudo los préstamos comerciales están fuera del alcance de la pequeña empresa media. ¿Por qué? Porque a menudo exigen una puntuación de crédito personal perfecta y/o enormes depósitos o garantías.
Si está pensando en obtener un préstamo empresarial, pero quiere evitar poner en juego sus posesiones personales, como su casa, no está solo. A continuación, examinaremos con más detalle si un préstamo empresarial sin garantía personal es posible para usted y su empresa.
Muchos préstamos para pequeñas empresas, sobre todo los no garantizados, requieren que el propietario o los propietarios de la empresa garanticen personalmente el importe del préstamo, de modo que si la empresa no puede hacer frente a los pagos, la compañía de préstamos pueda recuperar su dinero. Si la empresa fracasa, su casa, su coche y otros bienes pueden estar en peligro, dependiendo de las condiciones de la garantía.
Si usted es el único propietario de la empresa, es probable que tenga que firmar una garantía personal ilimitada. Esto le hace responsable de la totalidad del importe, principal más intereses, en caso de que ocurra lo peor. En el caso de varios propietarios, es más probable que cada uno tenga que firmar una garantía personal limitada. A cada socio de la empresa se le asigna un porcentaje del importe del préstamo y su responsabilidad se limita a esa parte.

fundbox

La mayoría de los préstamos para pequeñas empresas requieren una garantía personal, especialmente si son préstamos sin garantía. Pero si no está seguro de querer arriesgar sus bienes personales en caso de que su negocio fracase, no hay muchas opciones.
Afortunadamente, hay algunos préstamos y líneas de crédito para empresas que se pueden obtener sin una garantía personal. Y aunque suelen cobrar tipos de interés más altos que los préstamos con garantía o con sus bienes personales, puede merecer la pena para ahorrarse la ansiedad.
Dependiendo del prestamista, se le puede pedir que firme una garantía personal ilimitada o una limitada. Con una garantía ilimitada, aceptas ser responsable de pagar la totalidad del capital y los intereses del préstamo si tu empresa no puede hacerlo. Por lo general, este es el tipo de garantía que firmará si es el único propietario de su empresa.
Una garantía personal limitada, en cambio, es habitual en empresas con varios propietarios. A cada propietario o socio se le asigna un porcentaje de la deuda, y su responsabilidad se limita a su parte.

tipos de préstamos empresariales sin garantía

Seguridad y garantíaLos prestamistas de financiación empresarial suelen exigir una garantía a los prestatarios. La garantía es un bien valioso que se entrega al prestamista para garantizar el préstamo, como el título de propiedad de la empresa, el equipo o el vehículo. Sirve para que los prestamistas se aseguren de que el dinero que prestan será devuelto. En caso de que no pague su deuda, los prestamistas pueden embargar y vender la garantía para recuperar su dinero.
Algunos prestamistas también pueden exigir a los prestatarios de préstamos empresariales sin garantía que presenten un aval. Se trata de una promesa o garantía formal, escrita en papel y firmada, de que alguien asumirá personalmente la responsabilidad del reembolso del préstamo para pequeñas empresas en caso de que la empresa no pueda hacerlo. Hay dos tipos de garantías para la financiación de empresas sin aval:
Si usted es una de las muchas pequeñas empresas y empresas de nueva creación que no tienen propiedades de valor, puede ser difícil asegurar un préstamo comercial. Incluso si pones tu negocio como garantía, es posible que no cumpla los requisitos de antigüedad del negocio y de ingresos mínimos de la empresa. Por ello, muchos prestamistas de financiación alternativa ofrecen financiación empresarial sin garantía para las pequeñas y medianas empresas.

administración de pequeñas empresas…

Desde el traslado a un local más grande hasta la inversión en marketing, hay muchas razones por las que una empresa puede solicitar financiación. Conseguir un préstamo empresarial con garantía puede ser complicado para quienes no tienen activos personales o comerciales, pero no debería ser una razón para renunciar a la búsqueda de financiación. Un préstamo empresarial sin garantía es una buena alternativa y ofrece una forma rápida y sencilla para que las empresas consigan la inyección de dinero que buscan sin tener que ofrecer garantías. En esta página puede leer más sobre cómo funcionan los préstamos comerciales sin garantía, para quiénes son adecuados y qué podrían significar para su empresa.
No hay ninguna restricción sobre el uso de la financiación, lo que hace que un préstamo comercial sin garantía sea una opción atractiva para las empresas que no tienen activos que ofrecer como garantía y para los directores que son inquilinos. Muchas empresas modernas operan desde oficinas alquiladas con activos limitados más allá de los equipos informáticos, mientras que hay más personas que alquilan que nunca, lo que hace que un préstamo con garantía sea menos accesible como fuente de financiación.    Su accesibilidad también hace que los préstamos empresariales sin garantía sean ideales para las nuevas empresas que están creciendo o que pretenden crecer, pero que no llevan el tiempo suficiente para acumular activos tangibles. Si está buscando un préstamo para una pequeña empresa, el préstamo sin garantía puede ser la vía más rápida y sencilla. Sin embargo, si necesita un préstamo de mayor cuantía o dispone de activos personales o de la empresa, puede optar por un préstamo garantizado con mejores tipos de interés.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad