No puedo hacer flexiones

Press por encima de la cabeza

a) Colócate en la parte superior de la posición de flexión de brazos o plancha: las manos directamente debajo de los hombros y mirando hacia delante; la cabeza en línea con la columna vertebral; y los glúteos, los cuádriceps y la línea media comprometidos. No hay problema en bajar las rodillas al suelo si la posición completa es un poco difícil en esta etapa.b) Mantenga esta posición y trabaje para lograr una retención completa de 60 segundos. Si eres un principiante, puedes dividir esta posición en seis presiones de 10 segundos, aumentando gradualmente hasta cuatro presiones de 15 segundos y así sucesivamente.c) Trabaja en esta presión de 60 segundos diariamente.2/ Flexiones excéntricas

a) Colóquese en la parte superior de una posición de Push Up/Plank: las manos directamente debajo de los hombros y mirando hacia delante; la cabeza en línea con la columna; y los glúteos, los cuádriceps y la línea media comprometidos. Está bien dejar caer las rodillas hacia el suelo si la posición completa es un poco difícil en esta etapa.b) Manteniendo la cabeza en línea con la columna vertebral y los glúteos, cuádriceps y la línea media comprometidos, baja el pecho hacia el suelo con un movimiento tan lento y controlado como puedas, dejando que los codos caigan hacia la cintura. Cuanto más despacio vayas, mejor.c) Vuelve a la posición inicial de la forma que puedas (no estás intentando hacer un Push Up para volver a la salida; el único objetivo aquí es la fase de bajada).d) Repite esto durante 4-6 repeticiones, 2-3 veces por semana, intentando bajar durante el mayor número de segundos posible.

Cómo hacer flexiones si no puedes

Saltar al contenido principalSaltar al pie de páginaAcceder ahoraAcceder ahoraFitness y ejercicioDesafío de flexiones de 30 días¿Crees que no puedes hacer una flexión? Este reto le hará pasar del «no puedo» al «déjeme enseñarle cómo» para estas fechas el mes que viene.Por Marty Munson

Hay una buena razón por la que casi todos los entrenamientos incluyen flexiones: «Parecen un ejercicio para la parte superior del cuerpo, pero en realidad son una forma de trabajar todo el cuerpo», dice la entrenadora de Nike Holly Rilinger, autora de Lifted: 28 Days to Focus Your Mind, Strengthen Your Body, and Elevate Your Spirit. Además de ayudarte a lucir bien en todo, desde un traje de baño hasta un vestido de novia, dominar las flexiones también puede hacerte sentir bastante feroz.

Compruébalo tú misma: Todo lo que se necesita es un compromiso saludable de unos pocos minutos de esfuerzo seis veces a la semana, y un día completo de descanso. (¡No te saltes el día de descanso! Es cuando tus músculos se recuperan y se fortalecen).

Empezarás haciendo flexiones contra la pared, pero al final de la semana las harás contra una encimera. Añade algunas planchas y sentadillas contra la pared, ya que el fortalecimiento del tronco y los cuádriceps te ayudará a realizar todo tipo de flexiones. Independientemente de las variantes de flexiones del programa que hagas, asegúrate de mantener las manos debajo de los hombros: Si estuvieras tumbado en el suelo boca abajo, tus pulgares estarían justo a la altura de tus hombros. Cuando dobles los codos, asegúrate de que estás bajando todo el cuerpo, y no sólo dejando caer la cabeza hacia delante para sentir que te estás moviendo.

Entrenamiento en circuito

¿También envidias a los que son capaces de hacer una flexión de brazos, como si estuvieran paseando por el parque? ¿También te cuestionas por ser incapaz de hacer flexiones? Hoy te ayudaremos a entender las áreas problemáticas, para que puedas trabajar en ellas.

Las flexiones de brazos son, sin duda, beneficiosas por sus diversas prestaciones. No ser capaz de realizar este ejercicio es un fastidio, porque seamos sinceros, el tipo de tonificación general al que ayuda merece totalmente la pena.

Pero sólo un puñado de mujeres lo intentan. Algunas dicen que es demasiado duro para ellas, mientras que el resto puede no ser consciente de lo increíble que es este ejercicio. Así que, aquellas que realmente quieren probar este increíble ejercicio, pero no pueden hacerlo – queremos decirles que sólo ustedes tienen la culpa de esto.

No muchos en la fraternidad del fitness entienden el arte y la importancia del calentamiento. El calentamiento básicamente te ayuda a aflojar tus músculos, para que puedas rendir mejor. Flexiona el cuerpo adecuadamente para que puedas realizar incluso los ejercicios más vigorosos. Pero si intentas hacer un ejercicio extenuante, como las flexiones, con los músculos agarrotados, el 99% de las veces te quedarás tirado. Por ello, es imprescindible realizar un calentamiento de 15 a 30 minutos.

Flexión de brazos

Este artículo fue escrito por Steve Horney PT, MPT, MTC, CSCS. Steve Horney es un fisioterapeuta licenciado y propietario de Integrated Health Sciences, una empresa con sede en la ciudad de Nueva York que ofrece formación continua, productos para el cuidado de la salud y fisioterapia manual y de movimiento. Steve cuenta con más de 15 años de formación académica y profesional en fisioterapia y se especializa en la evaluación y el tratamiento de atletas con el objetivo de ayudarles a liberarse del dolor y ser menos susceptibles a las lesiones. Steve también es un especialista certificado en fuerza y acondicionamiento (CSCS) de la Asociación Nacional de Fuerza y Acondicionamiento (NSCA). Recibió una licenciatura en Ciencias de la Salud de la Universidad de Quinnipiac en 2004 y una Maestría en Terapia Física (MPT) de la Universidad de Quinnipiac en 2006. Luego completó su Certificación de Terapia Manual (MTC) de la Universidad de San Agustín en 2014.

Si ahora no puedes hacer una flexión tradicional, no te preocupes. Hay una variedad de ejercicios que puedes hacer que te prepararán para las flexiones tradicionales. Si eres principiante, comienza con flexiones de pared, de mesa o inclinadas. Una vez que las domine, pase a las flexiones de rodilla y a las flexiones con forma positiva o negativa. Además, si fortaleces los músculos que utilizas para hacer flexiones, como los hombros, los pectorales y el abdomen, estarás un paso más cerca de hacer flexiones tradicionales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad