Ejercicio en el agua

ejercicios acuáticos para el fortalecimiento del tronco

Tiempo: 15-20 minutos. Equipo: piscinaBueno para: todo el cuerpoInstrucciones: Elige cuatro o cinco ejercicios de la siguiente lista. Realiza cada uno de ellos durante el número de repeticiones prescrito, y luego continúa inmediatamente con el siguiente. Una vez que hayas completado los cuatro o cinco movimientos, descansa durante 30 segundos y repite dos veces más para un total de tres rondas. 1. Bajas de tríceps

Músculos trabajados: tríceps, corePor qué es genial: Al subir y bajar el cuerpo dentro y fuera del agua, los tríceps empiezan a arder rápidamente.Cómo: Empieza sentado en el borde de la piscina con los pies en el agua y las manos a los lados, agarrando el borde. Desliza el cuerpo hacia delante y baja al agua, doblando los brazos hacia atrás hasta que formen un ángulo de 90 grados. A continuación, empuja con las palmas de las manos para volver a extender los brazos de forma que el asiento quede justo dentro del borde de la piscina. Esto es una repetición. Realiza 15.2. Flexiones inclinadas

Músculos trabajados: tríceps, hombros, pecho, troncoPor qué es genial: «Recibirás un poco de ayuda del agua en la posición inicial, pero este movimiento requiere rápidamente más de la parte superior de tu cuerpo a medida que presionas fuera del agua y luchas contra esa resistencia», dice Davi. Cómo hacerlo: Empieza en el agua mirando hacia el lado de la piscina con las manos en el borde, separadas un poco más que el ancho de los hombros. Mantenga los brazos y las piernas rectos, de modo que el cuerpo forme una línea recta desde la cabeza hasta los talones. Dobla los codos a 90 grados (o hasta que el pecho toque el borde de la piscina), y luego empuja hacia arriba para empezar. Esto es una repetición. Realiza de 10 a 12.3. Salto de gato

entrenamiento para el almuerzo

El aeróbic acuático (waterbics, fitness acuático, aquafitness, aquafit) es la realización de ejercicios aeróbicos en el agua, por ejemplo en una piscina. Se realiza sobre todo en vertical y sin nadar, normalmente en aguas hasta la cintura o más profundas, y es un tipo de entrenamiento de resistencia. El aeróbic acuático es una forma de ejercicio aeróbico que requiere que los participantes se sumerjan en el agua. La mayoría de los ejercicios aeróbicos acuáticos se realizan en una clase de fitness en grupo con un profesional capacitado que enseña durante aproximadamente una hora. Las clases se centran en la resistencia aeróbica, el entrenamiento de resistencia y la creación de un ambiente agradable con música. Entre las distintas formas de aeróbic acuático se encuentran: la zumba acuática, el yoga acuático, el aeróbic acuático y el jogging acuático.

Aunque es similar al aeróbic en tierra, ya que se centra en el entrenamiento cardíaco, el aeróbic acuático difiere en que añade el componente de la resistencia al agua y la flotabilidad. Aunque el ritmo cardíaco no aumenta tanto como en los ejercicios aeróbicos en tierra, el corazón trabaja con la misma intensidad y el ejercicio bajo el agua bombea más sangre al corazón[1].

kit de fitness acuático tyr

No es ningún secreto que la piscina no es sólo un lugar para que jueguen los niños. El ejercicio en el agua es conocido desde hace mucho tiempo como una alternativa vigorosa cuando se recupera de una lesión o simplemente cuando las rutinas necesitan una sacudida, y la ciencia ha validado repetidamente su eficacia. He aquí nuestro resumen de las cinco principales razones para lanzarse al agua.1. Bajo impactoLa fuerza ascendente llamada «flotabilidad» ayuda a eliminar la presión de las articulaciones. Esto transforma el movimiento normal en acciones más suaves, manteniendo un bajo impacto. También puede reducir el peso corporal, lo que permite que personas de todas las tallas mantengan un entrenamiento seguro.

2. Acondicionamiento de todo el cuerpoEl agua proporciona una resistencia integrada que permite realizar entrenamientos más intensos que en tierra. Incluso tareas sencillas como caminar o correr queman más calorías en el agua. Para lograr el máximo impacto, la natación en estilos como el estilo libre, la braza y la espalda proporcionan entrenamientos para todo el cuerpo al utilizar todos los principales grupos musculares a la vez.

3. El trabajo en el agua es conocido por sus propiedades de rehabilitación. Un estudio realizado específicamente para tratar a personas con Parkinson descubrió que: «La resistencia del agua también mejora la conciencia del cuerpo, lo que puede ayudar a mantener una postura adecuada y una sensación de movimiento dentro del espacio durante la actividad». Además, la terapia de rehabilitación en el agua puede acelerar la recuperación, es casi indolora y ayuda a las personas lesionadas a moverse más fácilmente. Las personas con artritis o enfermedades crónicas descubrieron que mejoraban el uso de las articulaciones afectadas sin agitar los síntomas, según una investigación del doctor Westby, cuando añadían ejercicios acuáticos a su rutina.Mientras se está en el agua, la profundidad debe estar entre la cintura y el pecho, especialmente si el equilibrio es una preocupación. Pero, en última instancia, no hay que preocuparse por golpear el suelo, el agua no se lo permitirá, le apoyará en todos sus movimientos.

el ejercicio estrella

La artritis y el dolor de las articulaciones pueden hacer que el ejercicio sea lo último que quieran hacer las personas mayores. Sin embargo, los ejercicios acuáticos pueden aliviar la artritis y el dolor de las articulaciones al tiempo que aumentan la densidad ósea y la masa muscular. Aquí tienes 5 ejercicios acuáticos que puedes probar este verano para empezar a sentirte mejor hoy mismo.

Mantenerse activo en la tercera edad puede ser difícil. Las articulaciones doloridas que no funcionan tan bien como antes hacen que sea difícil salir a caminar o incorporar ejercicios de fuerza a la rutina diaria. Sin embargo, hacer ejercicio en el agua es estupendo para reducir la artritis y otros dolores articulares, ya que ejerce menos presión sobre las articulaciones y la flotabilidad del agua ayuda a reducir la presión sobre las mismas. El agua también actúa como una forma de resistencia, por lo que los ejercicios de fuerza pueden realizarse en el agua sin necesidad de utilizar pesas pesadas. Realizar ejercicios de fuerza y utilizar la resistencia aumentará la flexibilidad y el equilibrio y disminuirá la pérdida ósea y muscular.

Te sugerimos que pruebes los siguientes ejercicios, pero ten en cuenta estos consejos de seguridad: sé consciente de tus límites, no hagas nunca aeróbic acuático solo (de todos modos, no es tan divertido), y habla con tu médico sobre cómo encajan tus medicamentos y tu estado físico general con el aeróbic acuático.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad