Donde se encuentra el colageno

¿qué alimentos ayudan a producir colágeno?

El colágeno (/ˈkɒlədʒən/) es la principal proteína estructural de la matriz extracelular que se encuentra en los distintos tejidos conectivos del cuerpo. Como principal componente del tejido conectivo, es la proteína más abundante en los mamíferos,[1] constituyendo entre el 25% y el 35% del contenido proteico de todo el organismo. El colágeno está formado por aminoácidos unidos para formar una triple hélice de fibrillas alargadas[2] conocida como hélice de colágeno. Se encuentra principalmente en el tejido conectivo, como los cartílagos, los huesos, los tendones, los ligamentos y la piel.

Dependiendo del grado de mineralización, los tejidos de colágeno pueden ser rígidos (hueso) o flexibles (tendón) o tener un gradiente de rígido a flexible (cartílago). El colágeno también es abundante en las córneas, los vasos sanguíneos, el intestino, los discos intervertebrales y la dentina de los dientes[3] En el tejido muscular, es el componente principal del endomisio. El colágeno constituye entre el uno y el dos por ciento del tejido muscular y representa el 6% del peso de los músculos fuertes y tendinosos[4] El fibroblasto es la célula más común que crea colágeno. La gelatina, que se utiliza en la alimentación y la industria, es colágeno que se ha hidrolizado de forma irreversible[5] El colágeno tiene muchos usos médicos en el tratamiento de complicaciones de los huesos y la piel.

colágeno

El colágeno de tipo III es un homotrímero, o una proteína compuesta por tres cadenas peptídicas idénticas (monómeros), cada una de las cuales se denomina cadena alfa 1 del colágeno de tipo III. Formalmente, los monómeros se denominan colágeno tipo III, cadena alfa 1 y en los humanos están codificados por el gen COL3A1. El colágeno tipo III es uno de los colágenos fibrilares cuyas proteínas tienen un dominio triple helicoidal largo e inflexible. [5]

El péptido señal se escinde produciendo una molécula de procolágeno. Tres cadenas idénticas de procolágeno de tipo III se unen en los extremos carboxi-terminales, y la estructura se estabiliza mediante la formación de enlaces disulfuro. Cada cadena individual se pliega en una hélice de mano izquierda y las tres cadenas se unen en una superhélice de mano derecha, la triple hélice. Antes de ensamblar la superhélice, cada monómero se somete a una serie de modificaciones postraduccionales que se producen mientras el monómero se traduce. En primer lugar, unos 145 residuos prolílicos de los 239 del dominio de la triple hélice son hidroxilados a 4-hidroxiprolina por la prolil-4-hidroxilasa. En segundo lugar, algunos de los residuos de lisina se hidroxilan o se glicosilan, y algunos residuos de lisina y de hidroxilisina sufren una desaminación oxidativa catalizada por la lisil oxidasa. Otras modificaciones postraduccionales se producen después de la formación de la triple hélice. Los grandes dominios globulares de ambos extremos de la molécula son eliminados por las proteinasas C- y amino(N)-terminales para generar monómeros de colágeno de tipo III de triple hélice denominados tropocolágeno. Además, se forman enlaces cruzados entre ciertos residuos de lisina e hidroxilisina. En el espacio extracelular de los tejidos, los monómeros de colágeno de tipo III se ensamblan en fibrillas macromoleculares, que se agregan en fibras, proporcionando una fuerte estructura de soporte para los tejidos que requieren resistencia a la tracción.

péptidos de colágeno

Las dos primeras subunidades de cadenas alfa del ColVI tienen un peso molecular de 140-150 KDa y la tercera cadena polipeptídica es más grande, con un peso molecular de 250-300kDa.[5] El ColVI también se encuentra en la piel, los pulmones, los vasos sanguíneos, la córnea y el disco intervertebral. También forma parte de los nervios periféricos, el cerebro, el miocardio y el tejido adiposo[5].

El colágeno VI desempeña muchas funciones diferentes en la célula, dependiendo del tejido en el que se exprese. El ColVI mantiene una función mecánica en la célula, que es típica de la mayoría de los tipos de Colágeno, proporcionando estabilidad y soporte estructural en la ECM. El ColVI permite que las células musculares se conecten con la ECM al interactuar con el perlecan en la lámina basal[6]. El ColVI también funciona como agente citoprotector:[3].

El ColVI es uno de los principales componentes de la matriz extracelular del músculo. Se ha demostrado que desempeña un papel integral en la construcción de la membrana basal del endoimio de las miofibras[8] El papel crucial del ColVI en el músculo esquelético puede verse por el hecho de que las mutaciones en los genes responsables de la codificación del ColVI causan enfermedades que afectan a la función del músculo esquelético, como la distrofia muscular congénita de Ullrich y la miopatía de Bethlem. [9][10][11] La ausencia de ColVI en las células musculares da lugar a una disfunción de las mismas debido a defectos en la regulación de la vía autofágica[12] ColVI es también un componente clave de la generación de células musculares, y se ha demostrado que tiene la capacidad de regenerarse[13].

beneficios del colágeno para la piel

El colágeno es un componente principal del tejido conectivo situado en la dermis, la dura capa interna de la piel. Este tipo de tejido conectivo también se encuentra en las membranas mucosas, los nervios, los vasos sanguíneos y los órganos. El colágeno de estas estructuras aporta fuerza, soporte y cierta elasticidad. A medida que la piel envejece, pierde parte de su elasticidad, lo que da lugar a las arrugas. Recientemente, se han utilizado inyecciones de colágeno animal administradas bajo la superficie de la piel para «rellenar» la piel y eliminar las arrugas. Sin embargo, este tratamiento es controvertido. Muchas personas desarrollan reacciones alérgicas al colágeno, y el procedimiento debe ser realizado por un médico cualificado.

Otros lugares en los que destacan las fibras de colágeno son los tendones y los ligamentos. Los tendones son tiras de tejido resistente que unen los músculos a los huesos, permitiendo el movimiento. Los ligamentos son estructuras que mantienen los numerosos huesos de una articulación, como la de la rodilla, en la posición adecuada. Los tendones y los ligamentos difieren ligeramente en su estructura. En los ligamentos, las fibras de colágeno están menos apretadas que en los tendones; en algunos ligamentos, las fibras no son paralelas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad