Beneficios de las granadas

Cuánta granada debo comer al día

Los granos de la granada son joyas deliciosas y nutritivas, repletas de bondades que se pueden saborear. La granada es un símbolo de salud desde hace miles de años, y hoy en día se reconoce como una especie de «superalimento».

Existen sólidas pruebas científicas de que el consumo de granos de granada tiene efectos beneficiosos para la circulación sanguínea, puede tener propiedades antiinflamatorias y también puede ayudar a la pérdida de memoria relacionada con la edad. Se cree que dos compuestos únicos de la granada, las punicalaginas y el ácido punícico, son los responsables de la mayoría de los beneficios adicionales para la salud de la granada.

Extracto de granada frente a zumo

Las granadas se presentan ahora como uno de los nuevos «superalimentos» de moda que saben bien y son buenos para la salud. Las investigaciones nutricionales confirman que las granadas contienen minerales (por ejemplo, calcio, potasio y hierro), además de compuestos conocidos como fitonutrientes, que ayudan al organismo a protegerse contra las enfermedades cardíacas, la diabetes, la artritis reumatoide y el cáncer.

Los potentes antioxidantes de la fruta también ayudan a retrasar el envejecimiento y pueden neutralizar casi el doble de radicales libres que el vino tinto y siete veces más que el té verde. Como beneficio adicional, algunos investigadores sugieren que las crujientes semillas ayudan a eliminar las grasas del tracto digestivo.

Pom maravillosa 100% zumo…

Los frutos de la granada (Punica granatum L.) son ampliamente consumidos y utilizados como agentes preventivos y terapéuticos desde la antigüedad. La granada es una rica fuente de una variedad de fitoquímicos, que son responsables de su fuerte potencial antioxidante y antiinflamatorio.

La revisión de la literatura confirma que el zumo y los extractos obtenidos de diferentes partes de esta planta, incluyendo la cáscara del fruto, las semillas y las hojas, ejercen beneficios para la salud tanto en estudios in vitro como in vivo. Los efectos antidiabéticos, antihipertensivos, antimicrobianos y antitumorales del fruto de la granada son de especial interés científico y clínico.

Zumo de granada

La granada es rica en compuestos protectores que tienen propiedades antioxidantes, éstas son beneficiosas para la salud ya que protegen no sólo a nuestras células, del daño, sino también a compuestos como el colesterol. Esto significa que incluir la granada regularmente puede ser eficaz para reducir el riesgo de aterosclerosis.

En 2013 un estudio consideró el efecto de consumir 150 ml de zumo de granada cada día durante dos semanas en pacientes con presión arterial alta (hipertensión), y descubrió que puede ayudar a reducir la presión arterial. Otro estudio de 2005 descubrió que beber zumo de granada puede mejorar el flujo sanguíneo al corazón en pacientes con enfermedades coronarias. Sin embargo, se trata de estudios pequeños y los resultados tendrían que repetirse con muestras más grandes antes de que los investigadores puedan confirmar una relación directa.

Dos estudios de 2014 y 2015 han demostrado cómo el consumo de granada parece tener un efecto preventivo sobre la pérdida de masa ósea en ratones, pero, hasta la fecha, esto no se ha reproducido en ensayos con humanos. Los resultados sugieren que tanto el zumo como el extracto de semilla de granada pueden ser potencialmente beneficiosos, especialmente para las mujeres menopáusicas de mediana edad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad