Alimentos con colageno para las articulaciones

Alimentos con colageno para las articulaciones

Complemento alimenticio de colágeno

Lauren es una Dietista Registrada con más de 6 años de experiencia en el campo. Ella tiene experiencia en la gestión de servicios de alimentos, asesoramiento nutricional, y WIC. Lauren se graduó en la Western Michigan University y completó sus prácticas de dietética en la Michigan State University. Puede ver su trabajo de redacción en www.laurenarmstrongrdn.com
La palabra «colágeno» es de origen griego y significa «pegamento». Esto se debe a que el colágeno es necesario para el soporte estructural de nuestro cuerpo y lo mantiene unido, señala una revisión de mayo-agosto de 2016 en el Journal of Oral and Maxillofacial Pathology (JOMFP).
«El colágeno es el bloque de construcción para los músculos y los tendones», dice Emmanuel Loucas, MD, dermatólogo y fundador de Loucas Dermatología en la ciudad de Nueva York. «Forma parte integral de la creación de un entorno estable para las articulaciones».
Nuestro cuerpo combina aminoácidos (nutrientes de alimentos ricos en proteínas) para crear colágeno, según la Clínica Cleveland. El zinc, el cobre y la vitamina C también son necesarios para este proceso. Un estudio de agosto de 2017 publicado en Nutrients afirma que la vitamina C desempeña un papel importante en la producción de pro-colágeno, que es el precursor del cuerpo del colágeno.

Suplementos naturales de colágeno

La próxima vez que cenes salmón, quizá quieras dejarte la piel, sugiere Moore. El pescado, en general, ya es una gran opción, pues es rico en los aminoácidos necesarios para producir colágeno. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué la piel del pescado es tan suave después de quitarle las escamas? Eso es porque hay una alta concentración de colágeno de tipo I, que representa la mayor parte del colágeno de la piel.
«La vitamina C es uno de los principales nutrientes que intervienen en la síntesis del colágeno», dice Moore, y los pimientos rojos están repletos de ella. Esto no es para odiar a nuestras variedades verdes y amarillas, por supuesto. Los pimientos rojos no son más que pimientos verdes súper maduros, mientras que los amarillos están en un punto intermedio. Ambos tienen vitamina C. Pero cuanto más viejo es el pimiento, más vitamina C contiene, lo que hace que los rojos sean aún más útiles para esa fábrica de colágeno.
Los tomates -especialmente los secados al sol- también contienen altos niveles de la vitamina C necesaria para la producción de colágeno. También contienen licopeno antioxidante, que se sabe que protege la piel del daño solar y de la descomposición del colágeno. Mézclelos en una ensalada o póngalos encima de su pasta para añadir un poco de sabor a sus platos. Los tomates de uva también son un saludable tentempié para llevar por sí solos.

Alimentos ricos en colágeno para la piel y el cabello

Teniendo en cuenta las docenas de suplementos de colágeno llamativos (por no hablar de los caros) que inundan actualmente el mercado, es posible que no se haya dado cuenta de que hay una amplia gama de alimentos ricos en colágeno y alimentos ricos en nutrientes que se ha demostrado que estimulan la síntesis de colágeno que probablemente ya están en la despensa de su cocina.
Así es. No tiene que gastar dinero en productos de colágeno de moda creados para sacar provecho de la moda cuando puede obtener los mismos beneficios del colágeno de forma natural con un simple viaje bien informado a la tienda de comestibles.
En pocas palabras, el colágeno es la sustancia que mantiene unido el cuerpo. Esta proteína estructural, que es la más abundante en el cuerpo humano, actúa como bloque de construcción para sus huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y tejidos conectivos. Favorece la aparición de una piel suave y sin arrugas y proporciona fuerza a nuestros huesos y músculos.
Otra forma de aumentar la producción de colágeno es consumir alimentos con nutrientes específicos que lo potencien. «El cobre, el zinc y la vitamina C actúan conjuntamente operando entre sí en el tejido conectivo para ayudar a mantener el colágeno fuerte y elástico», dice White. Comer alimentos que contengan uno (o más) de estos nutrientes puede ayudar a aumentar la síntesis de colágeno.

Cómo restaurar el colágeno en la cara

Aunque la toma de suplementos se considera generalmente segura (siempre que se respete la dosis recomendada), algunas personas han informado de leves molestias estomacales tras tomar suplementos de colágeno, como heces blandas y sensación de pesadez en el estómago.4
La importancia de consumir alimentos ricos en colágeno cuando se trata de la salud de la piel es un aspecto clave en el que hay que pensar. Por ejemplo, muchas de las vitaminas que se encuentran en los alimentos naturales pueden ayudar a nuestro suministro de colágeno.
En términos de información nutricional, una taza de caldo de huesos contiene 9g de proteína, 40mg de calcio, hasta 4,8mg de magnesio, hasta 19mg de fósforo, colágeno, glucosamina, condroitina y aminoácidos.6
Al comprar suplementos de colágeno, puede encontrar que muchos de ellos son derivados del pollo, debido a la cantidad de tejido conectivo que contiene. Aunque no son populares en las dietas occidentales, las patas de pollo son una gran fuente de colágeno.
Cuando se trata de cualquier tipo de dieta, es importante recordar que hay que mantener todo con moderación. Debe consultar cualquier cambio importante en su dieta con su médico y ser consciente de cualquier posible problema de alergia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad