Gorras niños h&m

Aprenda el abc: «h» de casa

para representar una vocal larga, /ɛː/, seguía representando un sonido similar, la fricativa glótica sorda /h/. En este contexto, la letra eta también se conoce como heta para subrayar este hecho. Así, en los alfabetos itálicos antiguos, se adoptó la letra heta del alfabeto eubeo con su valor sonoro original /h/.

Para la mayoría de los angloparlantes, el nombre de la letra se pronuncia como /eɪtʃ/ y se deletrea «aitch»[1] u ocasionalmente «eitch». La pronunciación /heɪtʃ/ y la ortografía asociada «haitch» se considera a menudo como una adición de h y se considera no estándar en Inglaterra[2]. Sin embargo, es una característica del hiberno-inglés,[3] así como de variedades dispersas del inglés de Edimburgo, Inglaterra y Gales,[4] y en Australia y Nueva Escocia.

El nombre percibido de la letra afecta a la elección del artículo indefinido antes de los inicialismos que empiezan por H: por ejemplo, «an H-bomb» o «a H-bomb». La pronunciación /heɪtʃ/ puede ser una hipercorrección formada por analogía con los nombres de las demás letras del alfabeto, que en su mayoría incluyen el sonido que representan[5].

La letra h canción

para representar una vocal larga, /ɛː/, seguía representando un sonido similar, la fricativa glótica sorda /h/. En este contexto, la letra eta también se conoce como heta para subrayar este hecho. Así, en los alfabetos itálicos antiguos, se adoptó la letra heta del alfabeto eubeo con su valor sonoro original /h/.

Para la mayoría de los angloparlantes, el nombre de la letra se pronuncia como /eɪtʃ/ y se deletrea «aitch»[1] u ocasionalmente «eitch». La pronunciación /heɪtʃ/ y la ortografía asociada «haitch» se considera a menudo como una adición de h y se considera no estándar en Inglaterra[2]. Sin embargo, es una característica del hiberno-inglés,[3] así como de variedades dispersas del inglés de Edimburgo, Inglaterra y Gales,[4] y en Australia y Nueva Escocia.

El nombre percibido de la letra afecta a la elección del artículo indefinido antes de los inicialismos que empiezan por H: por ejemplo, «an H-bomb» o «a H-bomb». La pronunciación /heɪtʃ/ puede ser una hipercorrección formada por analogía con los nombres de las demás letras del alfabeto, que en su mayoría incluyen el sonido que representan[5].

Canta y aprende las letras del alfabeto

para representar una vocal larga, /ɛː/, seguía representando un sonido similar, la fricativa glótica sorda /h/. En este contexto, la letra eta también se conoce como heta para subrayar este hecho. Así, en los alfabetos itálicos antiguos, se adoptó la letra heta del alfabeto eubeo con su valor sonoro original /h/.

Para la mayoría de los angloparlantes, el nombre de la letra se pronuncia como /eɪtʃ/ y se deletrea «aitch»[1] u ocasionalmente «eitch». La pronunciación /heɪtʃ/ y la ortografía asociada «haitch» se considera a menudo como una adición de h y se considera no estándar en Inglaterra[2]. Sin embargo, es una característica del hiberno-inglés,[3] así como de variedades dispersas del inglés de Edimburgo, Inglaterra y Gales,[4] y en Australia y Nueva Escocia.

El nombre percibido de la letra afecta a la elección del artículo indefinido antes de los inicialismos que empiezan por H: por ejemplo, «an H-bomb» o «a H-bomb». La pronunciación /heɪtʃ/ puede ser una hipercorrección formada por analogía con los nombres de las demás letras del alfabeto, que en su mayoría incluyen el sonido que representan[5].

Aprendamos el alfabeto | canción fonética para niños | jack

para representar una vocal larga, /ɛː/, seguía representando un sonido similar, la fricativa glótica sorda /h/. En este contexto, la letra eta también se conoce como heta para subrayar este hecho. Así, en los alfabetos itálicos antiguos, se adoptó la letra heta del alfabeto eubeo con su valor sonoro original /h/.

Para la mayoría de los angloparlantes, el nombre de la letra se pronuncia como /eɪtʃ/ y se deletrea «aitch»[1] u ocasionalmente «eitch». La pronunciación /heɪtʃ/ y la ortografía asociada «haitch» se considera a menudo como una adición de h y se considera no estándar en Inglaterra[2]. Sin embargo, es una característica del hiberno-inglés,[3] así como de variedades dispersas del inglés de Edimburgo, Inglaterra y Gales,[4] y en Australia y Nueva Escocia.

El nombre percibido de la letra afecta a la elección del artículo indefinido antes de los inicialismos que empiezan por H: por ejemplo, «an H-bomb» o «a H-bomb». La pronunciación /heɪtʃ/ puede ser una hipercorrección formada por analogía con los nombres de las demás letras del alfabeto, que en su mayoría incluyen el sonido que representan[5].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad