Cojin de lactancia

Cojin de lactancia

Boppy en cualquier lugar de…

Escanea activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Amamantar a tu bebé es una forma maravillosa de crear un vínculo afectivo, pero el esfuerzo que supone acunar a tu bebé en la posición perfecta puede ser un lastre. Tener a mano un cojín de lactancia puede proporcionarle el apoyo necesario para el brazo y el cuerpo durante las sesiones de lactancia.

Nunca permitas que tu bebé duerma en una almohada de lactancia, ya que eso supone un riesgo de estrangulamiento, atrapamiento y asfixia. Mantén todos los objetos sueltos, la ropa de cama blanda y cualquier otro objeto que suponga un peligro fuera del espacio donde duerme el bebé y asegúrate de que está solo, colocado boca arriba, en su cuna, moisés o patio de juegos para cada sueño.

Almohada twin z para la lactancia…

Para las madres primerizas, dar el pecho a su bebé es una de las cosas más difíciles de dominar. Los pechos congestionados, los pezones doloridos y la frustración son habituales en esos primeros días y noches de insomnio. Pero hay formas de hacer que el proceso sea más suave -e incluso agradable- tanto para la madre como para el niño. Una de ellas, según los cinco expertos con los que hemos hablado, es un cojín de lactancia.

Según Naima Beckles, educadora certificada en partos, doula, asesora en lactancia materna y propietaria del servicio de partos For Your Birth, las almohadas de lactancia «ayudan a mantener al bebé elevado y cerca del pecho». Aunque Beckles y muchas de las demás asesoras y consultoras de lactancia con las que hemos hablado coinciden en que es importante aprender primero a dar el pecho en una posición natural sin almohadas, también dicen que el uso de un cojín de lactancia puede ayudar a aliviar la presión una vez que se dominan los aspectos básicos. Para ayudarte a encontrar el cojín de lactancia adecuado para ti y para tu bebé, hemos preguntado a nuestros expertos cuáles son sus favoritos. A continuación, te presentamos las seis almohadas de lactancia por las que apuestan, junto con sus consejos sobre cómo incorporar eficazmente cualquiera de ellas en tu viaje de lactancia.

Leachco natural boost – adj…

La mayoría de la gente tiene que aprender a dar el pecho. Hay que aprender muchas cosas, como por ejemplo, cómo colocar al bebé en una posición cómoda para ambos.

Un cojín de lactancia te ayudará a conseguirlo, ya que te permitirá colocar al bebé junto a tu pecho. Los cojines de lactancia se colocan en tu regazo y envuelven tu cuerpo, proporcionando una superficie estable y cómoda para colocar a tu recién nacido al pecho. Además, reducen la tensión en el cuello, los brazos y la espalda, lo que puede hacer que la lactancia sea más fácil y agradable tanto para ti como para tu pequeño.

No es necesario tener un cojín de lactancia: puedes dar el pecho de forma eficaz con una almohada normal. Pero muchas mamás encuentran que el diseño especial y las ventajas de los cojines de lactancia son muy útiles durante los primeros meses. Si no tienes pensado dar el pecho, un cojín de lactancia también puede ser estupendo para hacer más cómoda la alimentación con biberón.

Lo más probable es que utilices un cojín de lactancia cada vez que des el pecho, lo que puede ser una docena de veces al día (¡o más!). Después de los primeros cuatro o seis meses, tu bebé controlará mejor la cabeza y el cuello y es posible que ya no necesites la almohada. Además, es posible que para entonces ya hayas aprendido a amamantar cómodamente por ti misma.

El mejor cojín de lactancia para pechos grandes

Creado con una asesora de lactancia, diseñado para todos los cuerpos. El diseño actualizado ofrece un cinturón ancho, acolchado y ajustable, una gran hebilla de cierre fácil, un ajuste flexible y una altura y profundidad añadidas para proporcionar un apoyo ergonómico durante la lactancia. Esta almohada de lactancia tiene dos caras para ofrecerle la opción de elegir entre una espuma firme y contorneada para ayudar a que el bebé se coloque de forma natural en la posición «vientre a vientre y nariz a pezón» y un lado afelpado para una comodidad acogedora.

La altura añadida de la almohada es perfecta para las mujeres altas, con un torso largo o con el pecho más plano. La profundidad añadida ayuda a las mujeres con pechos más grandes. Todas estas características no sólo ayudan a que la almohada se adapte mejor a su cuerpo, sino que también ayudan a posicionar al bebé para que usted consiga un mejor agarre al amamantar.

La almohada de lactancia Best Latch ofrece la opción de una espuma firme en una construcción lavable a máquina. La espuma está protegida por una funda resistente al agua, que se puede limpiar y es extraíble para que pueda lavar y secar la almohada a máquina sin tener que preocuparse de que la leche o los desechos menos bonitos se queden en la espuma. Y no se preocupe… las fibras de alta calidad y secado rápido no se deforman con el lavado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad