Quienes eran los sofistas

sofista frente a filósofo

Las dificultades históricas y filológicas a las que se enfrenta una interpretación de los sofistas son importantes. Sólo se han conservado unos pocos textos sofísticos y la mayor parte de lo que sabemos de los sofistas procede de testimonios de segunda mano, de fragmentos y de la descripción generalmente hostil que se hace de ellos en los diálogos de Platón.

El problema filosófico de la naturaleza de la sofística es posiblemente aún más formidable. Debido en gran parte a la influencia de Platón y Aristóteles, el término sofisma ha llegado a significar el uso deliberado de razonamientos falaces, la charlatanería intelectual y la falta de escrúpulos morales. Como se explica en el artículo, es una simplificación excesiva pensar en los sofistas históricos en estos términos, porque hicieron contribuciones genuinas y originales al pensamiento occidental. No obstante, Platón y Aristóteles establecieron su visión de lo que constituye la filosofía legítima en parte distinguiendo su propia actividad -y la de Sócrates- de la de los sofistas. Si se quiere, la sofística puede ser considerada, en un sentido conceptual e histórico, como la «otra» filosofía.

epistemol… después de protágoras

En los siglos V y principios del IV a.C., en Grecia, los sofistas eran la solución a la creciente litigiosidad y educación. Si te imaginas a un profesional que es un cruce entre un abogado y un entrenador de autoayuda, esa sería una buena descripción de un sofista. Los sofistas realizaban exposiciones públicas remuneradas para enseñar a los ciudadanos griegos a tener éxito en su vida pública y cívica. Estaban constantemente «de gira» y algunos llegaron a ser muy famosos. Intelectualmente, los sofistas eran un cruce entre pragmáticos (en el sentido común de este término, no en el filosófico) y relativistas. En nuestros días, un pragmático es alguien práctico que se motiva por los resultados, más que por los principios «pretenciosos» o las teorías abstractas. Y un relativista es alguien que cree que

En la cambiante sociedad griega del siglo V a.C. había muchos más sofistas que en otras épocas. Basándonos en las fuentes secundarias antiguas, los principales, cuya sede estaba en Atenas, eran: Gorgias de Leontini (c. 485-380 a.C.), Protágoras de Abdera (c. 490-420 a.C.), Hipias de Elis (c. 460-c. 400 a.C.), Pródico de Ceos (c. 465-415 a.C.) y Trasímaco (c. 459-400 a.C.).

los sofistas contra sócrates

nada más que el maíz, Dionisio nada más que el vino, y así sucesivamente. La mayoría de los comentaristas están de acuerdo en que Pródico era un ateo de algún tipo (para una opinión discrepante véase Sedley 2013, en 329-331), pero hay cierta división de opiniones sobre si el ateísmo que propugnaba era un ateísmo radical, es decir, la negación de la existencia de seres divinos de cualquier tipo, o una versión más moderada que negaba la existencia de los dioses de la tradición popular y poética al tiempo que permitía la divinidad de elementos cósmicos como los cuerpos celestes, el agua, etc. (sobre la cuestión, véase Mayhew 2011, xvii, 183-4). (Para discusiones más recientes sobre los puntos de vista de Pródico sobre la religión, y de su conexión con sus puntos de vista sobre la cosmología y el lenguaje ver Kouloumentas 2018, Lebedev 2019 y Vassallo 2018).

quiénes eran los sofistas quizlet

Las dificultades históricas y filológicas a las que se enfrenta una interpretación de los sofistas son importantes. Sólo se han conservado un puñado de textos sofísticos y la mayor parte de lo que sabemos de los sofistas procede de testimonios de segunda mano, fragmentos y de la descripción generalmente hostil que se hace de ellos en los diálogos de Platón.

El problema filosófico de la naturaleza de la sofística es posiblemente aún más formidable. Debido en gran parte a la influencia de Platón y Aristóteles, el término sofisma ha llegado a significar el uso deliberado de razonamientos falaces, la charlatanería intelectual y la falta de escrúpulos morales. Como se explica en el artículo, es una simplificación excesiva pensar en los sofistas históricos en estos términos, porque hicieron contribuciones genuinas y originales al pensamiento occidental. No obstante, Platón y Aristóteles establecieron su visión de lo que constituye la filosofía legítima en parte distinguiendo su propia actividad -y la de Sócrates- de la de los sofistas. Si se quiere, la sofística puede ser considerada, en un sentido conceptual e histórico, como la «otra» filosofía.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad