La virgen del canciller rolin por jan van eyck

La virgen del canciller rolin por jan van eyck

retrato de arnolfini

La Virgen del Canciller Rolin es un óleo del maestro neerlandés Jan van Eyck, fechado hacia 1435. Se conserva en el Museo del Louvre, en París, y fue encargado por Nicolas Rolin, de 60 años,[1] canciller del Ducado de Borgoña, cuyo retrato votivo ocupa el lado izquierdo del cuadro, para su iglesia parroquial, Notre-Dame-du-Chastel en Autun, donde permaneció hasta que la iglesia se quemó en 1793. Tras un periodo en la catedral de Autun, se trasladó al Louvre en 1805.
La escena representa a la Virgen María coronada por un ángel que revolotea mientras presenta al Niño Jesús a Rolin. Está situada en una amplia logia con una rica decoración de columnas y bajorrelieves. En el fondo, un paisaje con una ciudad sobre un río, que probablemente sea Autun, en Borgoña, ciudad natal de Rolin. Se representa un amplio abanico de palacios, iglesias, una isla, un puente en forma de torre, colinas y campos bien detallados, sometidos a una luz uniforme. Tal vez algunas de las numerosas propiedades del Canciller en los alrededores de Autun estén incluidas en la vista[2] Una bruma cubre una cordillera en la lejanía. Como en muchos cuadros de los primeros Países Bajos, la inclinación de las colinas y las montañas es mucho mayor que la que se encuentra en el lugar, para lograr un efecto dramático.

retablo de gante

La Virgen del Canciller Rolin es un óleo del maestro neerlandés Jan van Eyck, fechado hacia 1435. Se conserva en el Museo del Louvre, en París, y fue encargado por Nicolas Rolin, de 60 años,[1] canciller del Ducado de Borgoña, cuyo retrato votivo ocupa el lado izquierdo del cuadro, para su iglesia parroquial, Notre-Dame-du-Chastel en Autun, donde permaneció hasta que la iglesia se quemó en 1793. Tras un periodo en la catedral de Autun, se trasladó al Louvre en 1805.
La escena representa a la Virgen María coronada por un ángel que revolotea mientras presenta al Niño Jesús a Rolin. Está situada en una amplia logia con una rica decoración de columnas y bajorrelieves. En el fondo, un paisaje con una ciudad sobre un río, que probablemente sea Autun, en Borgoña, ciudad natal de Rolin. Se representa un amplio abanico de palacios, iglesias, una isla, un puente en forma de torre, colinas y campos bien detallados, sometidos a una luz uniforme. Tal vez algunas de las numerosas propiedades del Canciller en los alrededores de Autun estén incluidas en la vista[2] Una bruma cubre una cordillera en la lejanía. Como en muchos cuadros de los primeros Países Bajos, la inclinación de las colinas y las montañas es mucho mayor que la que se encuentra en el lugar, para lograr un efecto dramático.

descripción de la virgen del canciller rolin

¿Qué ve usted? Nicolás Rolin se arrodilla ante la Virgen María que sostiene al Niño Jesús. Las manos de Rolin están cruzadas en oración y tiene un libro abierto en su regazo. No parece mirar a María y a Jesús. María lleva un vestido rojo con joyas y mira hacia abajo con humildad. El Niño Jesús tiene la mano derecha levantada para bendecir a Rolin y sostiene un orbe con una cruz (llamado globus cruciger) en la mano izquierda.
Van Eyck incluyó muchos detalles interesantes en este cuadro. En el exterior del edificio crecen varias flores, como lirios, azucenas y rosas. Dos pavos reales caminan alrededor, así como dos urracas a la izquierda de las flores. En el fondo hay dos pequeñas figuras. Una de ellas mira a la ciudad mientras la otra mira al pavo real.
El encuentro entre Rolin y la Virgen María está situado en un bello edificio de estilo romano, parecido a un palacio, en lo alto de una colina, con una vista del mundo al fondo. Se pueden ver las vidrieras en la parte superior y las figuras esculpidas en lo alto de las columnas.

victoria alada de samotracia

La Virgen del Canciller Rolin es un óleo del maestro neerlandés Jan van Eyck, fechado hacia 1435. Se conserva en el Museo del Louvre, en París, y fue encargado por Nicolas Rolin, de 60 años,[1] canciller del Ducado de Borgoña, cuyo retrato votivo ocupa el lado izquierdo del cuadro, para su iglesia parroquial, Notre-Dame-du-Chastel en Autun, donde permaneció hasta que la iglesia se quemó en 1793. Tras un periodo en la catedral de Autun, se trasladó al Louvre en 1805.
La escena representa a la Virgen María coronada por un ángel que revolotea mientras presenta al Niño Jesús a Rolin. Está situada en una amplia logia con una rica decoración de columnas y bajorrelieves. En el fondo, un paisaje con una ciudad sobre un río, que probablemente sea Autun, en Borgoña, ciudad natal de Rolin. Se representa un amplio abanico de palacios, iglesias, una isla, un puente en forma de torre, colinas y campos bien detallados, sometidos a una luz uniforme. Tal vez algunas de las numerosas propiedades del Canciller en los alrededores de Autun estén incluidas en la vista[2] Una bruma cubre una cordillera en la lejanía. Como en muchos cuadros de los primeros Países Bajos, la inclinación de las colinas y las montañas es mucho mayor que la que se encuentra en el lugar, para lograr un efecto dramático.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad