La trinidad masaccio comentario

La trinidad masaccio comentario

La trinidad masaccio comentario online

expulsión del jardín de…

Después de un largo día deambulando por las estrechas calles turísticas de Florencia, suelo intentar hacer una rápida visita a la iglesia de Santa Maria Novella antes de coger el tren. Me gusta su elegante fachada, diseñada por Leon Battista Alberti en 1470, y además, siempre hay mucha tranquilidad allí dentro, un momento de respiro antes de lanzarme de nuevo a la multitud de la cercana estación de tren y al ruido y los olores del viaje de vuelta a casa.
Según algunos historiadores del arte, el fondo arquitectónico es un homenaje de Masaccio al genio de Filippo Brunelleschi (1377-1446), el arquitecto que construyó la cúpula de Santa Maria in Fiore y muchos otros monumentos de Florencia, como la iglesia de San Lorenzo y lo Spedale degli Innocenti. Sin embargo, según la tradición, la arquitectura del fresco fue diseñada por el propio Brunelleschi. Sea cual sea la verdad, me gusta, porque me da la impresión de que estoy mirando a través de una abertura en la pared en otra iglesia real, tan convincente es la perspectiva.

crucifixión

A pesar de que su carrera duró sólo siete años, Masaccio, el artista florentino del siglo XV, ha sido apodado tanto el «Padre del Renacimiento» como un precursor de la pintura moderna. Su estilo heroico y sus experimentos con la perspectiva se convirtieron en un prototipo para los pintores del Renacimiento italiano que le sucedieron.
Lo poco que sabemos de su vida procede principalmente de la obra fundamental de Giorgio Vasari, «Vidas de los artistas».  Se le apodó Masaccio o «Rough Tom», siendo Maso el diminutivo del italiano Tommaso y «..accio» un sufijo despectivo intraducible. Sin embargo, Vasari asegura que no había nada desagradable en él; puede que sólo fuera una forma lúdica de distinguirlo de su colega Masolini, el «pequeño Tom». Masaccio era, en cierto sentido, un artista muy moderno, dedicado por completo al negocio del arte. Vasari lo describió como: «…. muy distraído y errático… dedicaba toda su mente y sus pensamientos al arte y prestaba poca atención a sí mismo y menos aún a los demás».

la virgen con el niño

Se cree que la Trinidad fue creada por Masaccio en algún momento entre 1425-1427. Murió a finales de 1428 a la edad de 26 años, o recién cumplidos los 27, dejando una obra relativamente pequeña. Este cuadro fue uno de sus últimos encargos importantes, y se considera una de sus obras maestras.
El fresco se encuentra en el centro de la nave izquierda de la basílica. Aunque la configuración de este espacio ha cambiado desde la creación de la obra, hay claros indicios de que el fresco fue alineado con mucha precisión en relación con las líneas de visión y la disposición de la perspectiva de la sala en ese momento; en particular, una antigua entrada frente a la pintura; con el fin de mejorar el efecto de trampantojo. También había un altar, montado a modo de repisa entre las secciones superior e inferior del fresco, lo que acentuaba aún más la «realidad» del artificio.
No se sabe mucho sobre los detalles del encargo; no se ha encontrado ningún documento contemporáneo en el que se mencione al mecenas del retablo. Los dos retratos de donantes incluidos en el fresco, una figura arrodillada a cada lado del arco, no han sido identificados positivamente. Las personas representadas son, casi con toda seguridad, florentinos contemporáneos; bien las personas que financiaron la obra, bien familiares o allegados. De acuerdo con las convenciones establecidas para este tipo de representaciones, se asume generalmente, pero no universalmente, que probablemente estaban vivos en el momento del encargo de la obra. Es de suponer que las representaciones de la pintura son un reflejo relativamente exacto de su aspecto real en el momento en que se crearon los retratos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad