Generacion del 36 miguel hernandez

generación del 27

Miguel Hernández Gilabert (30 de octubre de 1910 – 28 de marzo de 1942) fue un poeta y dramaturgo en lengua española del siglo XX vinculado a los movimientos de la Generación del 27 y de la Generación del 36. Nacido y criado en una familia de escasos recursos, fue autodidacta en lo que se refiere a la literatura, y luchó contra un entorno desfavorable para construir su formación intelectual, como un padre que le maltrataba físicamente por pasar el tiempo con los libros en lugar de trabajar, y que le sacó de la escuela en cuanto terminó la enseñanza primaria. En la escuela, se hizo amigo de Ramón Sijé, un muchacho culto que le prestaba y recomendaba libros a Hernández, y cuya muerte inspiraría su poema más famoso, Elegía.

Hernández murió de tuberculosis, encarcelado por su activa participación en el bando republicano de la guerra civil. Su último libro, Cancionero y romancero de ausencias, se publicó después de su muerte, y es una recopilación de los poemas que escribió en la cárcel, algunos escritos en rudimentarios trozos de papel higiénico, otros conservados en cartas a su mujer, es considerada una de las mejores piezas de la poesía española del siglo XX.

miguel hernández comunista

Miguel Hernández es uno de los poetas españoles más respetados del siglo XX, y sus obras se estudian en los institutos de esta parte de España como parte de la educación literaria general.

Los visitantes de Orihuela pueden ver la casa familiar en la que creció, una sencilla vivienda de una sola planta, típica de los alrededores de la ciudad en esta época, adquirida por el Ayuntamiento y convertida en un pequeño museo en 1981.

La zona en la que se encuentra la casa se conoce ahora como el «Rincón Hernandiano» y está cerca del Colegio de Santo Domingo, uno de los edificios religiosos más importantes de Orihuela, pero su familia era gente humilde, su padre era cabrero, así que aunque Miguel creció en un hogar feliz, no hubo tradición literaria en su educación.

Los niños que crecían en zonas como ésta tenían pocas expectativas de salir de la pobreza en la que habían nacido, la falta de dinero y de oportunidades condenaba a la mayoría a seguir los pasos de sus padres y emprender una carrera agrícola o buscar trabajo manual en las ciudades.

poemas de miguel hernández

Miguel Hernández Gilabert (30 de octubre de 1910 – 28 de marzo de 1942[1][2]) fue un poeta y dramaturgo en lengua española del siglo XX vinculado a los movimientos de la Generación del 27 y de la Generación del 36. Nacido y criado en una familia de escasos recursos, fue autodidacta en lo que se refiere a la literatura, y luchó contra un entorno desfavorable para construir su formación intelectual, como un padre que le maltrataba físicamente por pasar el tiempo con los libros en lugar de trabajar, y que le sacó de la escuela en cuanto terminó la enseñanza primaria. En la escuela, se hizo amigo de Ramón Sijé, un muchacho culto que le prestaba y recomendaba libros a Hernández, y cuya muerte inspiraría su poema más famoso, Elegía.

Hernández murió de tuberculosis, encarcelado por su activa participación en el bando republicano de la guerra civil. Su último libro, Cancionero y romancero de ausencias, se publicó después de su muerte, y es una recopilación de los poemas que escribió en la cárcel, algunos escritos en rudimentarios trozos de papel higiénico, otros conservados en cartas a su mujer, es considerada una de las mejores piezas de la poesía española del siglo XX.

miguel hernández guerra civil española

Miguel Hernández Gilabert (30 de octubre de 1910 – 28 de marzo de 1942) fue un poeta y dramaturgo en lengua española del siglo XX, vinculado a los movimientos de la Generación del 27 y la Generación del 36. Nacido y criado en una familia de escasos recursos, fue autodidacta en lo que se refiere a la literatura, y luchó contra un entorno desfavorable para construir su formación intelectual, como un padre que le maltrataba físicamente por pasar el tiempo con los libros en lugar de trabajar, y que le sacó de la escuela en cuanto terminó la enseñanza primaria. En la escuela, se hizo amigo de Ramón Sijé, un muchacho culto que le prestaba y recomendaba libros a Hernández, y cuya muerte inspiraría su poema más famoso, Elegía.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad