Angeles santos el mundo

Angeles santos el mundo

guernicapintura de pablo picasso

En 1931 presenta una exposición individual en París. En 1932 participó en la Colectiva de Artistas Ibéricos en Copenhague y París. En 1933 es invitada a la exposición del Carnegie Institute de Pittsburgh (EE.UU.) y en 1936 figura en el Pabellón Español de la Bienal de Venecia. Se presentó en Barcelona por primera vez en 1935 en las Galerías Syra. Cumplió 100 años en noviembre de 2011.
Su obra, decantada en el postimpresionismo, es preferentemente paisaje e interiores. Su cuadro más importante es un mundo al óleo de gran formato que representa un extraño mundo surrealista (Madrid, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía).

wikipedia

En 1929 Santos Torroella presentó su obra Un Mundo en el Salón de Otoño de Madrid[1]. Al año siguiente se le concedió una sala propia en la exposición[1]. En 1931 realizó una exposición individual en París. En 1932, participa en la Colectiva de Artistas Ibéricos en Copenhague y París, y al año siguiente es invitada a la exposición del Instituto Carnegie de Pittsburgh (EEUU). En 1936, expuso en el Pabellón Español de la Bienal de Venecia. En 1935 expuso por primera vez en Barcelona, en las Galerías Syra.
Su obra temprana oscila entre el expresionismo y el surrealismo, aunque más tarde se adentró en el postimpresionismo, principalmente en paisajes e interiores. Su cuadro más conocido es un óleo de gran formato titulado Un mundo, que representa un extraño planeta surrealista, que pintó cuando tenía 18 años y que actualmente se conserva en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

guernica

El planeta no tiene la forma de un globo terráqueo como se esperaba, sino de un cubo y está rodeado de personajes femeninos con pelo largo que están flotando a su alrededor e iluminando las estrellas con la luz de la luna, parecen formar parte de una procesión.
En la esquina, hay un pequeño grupo de mujeres con la cabeza grande y sin pelo; dos de ellas están tocando instrumentos musicales (un arpa y una flauta). Este grupo parece estar formado por madres e hijas, por las diferentes tallas de las mismas.
Un Mundo causó sensación entre los intelectuales de la época, sobre todo porque era una obra de una mujer joven (sólo tenía 18 años) que vivía lejos del panorama cultural de la capital, vivía en Valladolid.

comentarios

→ Casamartina i Parassols Josep (ed.), Ángeles Santos, un mundo insolito en Valladolid, cat. exh., Museo Patio Herreriano Art Contemporaneo , Valladolid (25 septiembre 2003 – 11 enero 2004), Valladolid, Museo Patio Herreriano Art Contemporaneo, 2003
A principios de la década de 1930, expuso su obra en España y Europa, y tuvo su primera exposición individual en París en 1931. Dejó de pintar hasta 1934, cuando su marido, el pintor Emilio Grau Sala, la animó a retomar la pintura. El estallido de la Guerra Civil española la obligó a huir a la frontera francesa, donde enseñó dibujo sin dejar de pintar. Volvió a dejar de pintar en la década de 1950, pero retomó la pintura cuando se reunió con su marido tras años de separación por la guerra. La audacia e inventiva de sus primeros cuadros dio paso a temas que, a pesar de ser más tradicionales, abordó con el mismo estilo liberal. Mientras que Á. Santos Torroella abarcó todo el siglo XX, pero se mantuvo estrechamente ligada al contexto de las vanguardias de los años treinta; con el tiempo, sus obras posteriores y los acontecimientos personales relacionados con ellas la fueron alejando de la escena artística contemporánea.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad